Hasta los personajes más estrictos se ablandan en estas fiestas

Parece imposible, pero sí, hay veces en los que el espíritu de la navidad les ablanda el corazón

Publicidad