AARON PAUL ES UN CHICO MALO

Al actor de “Breaking Bad” le gusta pisar la línea de la ley, al menos en la ficción

aaron-paul_1

Al actor de “Breaking Bad” le gusta pisar la línea de la ley, al menos en la ficción.

El joven actor saltó a la fama gracias a la serie “Breaking Bad” y su papel como Jesse Pinkman: un joven que decide fabricar y vender metanfetamina junto a su exprofesor de química. En esta oportunidad, Paul vuelve a romper las normas encarnando el personaje de  Tobey Marshall en Need For Speed, donde interpreta a un mecánico y conductor aficionado a las carreras ilegales.

"Definitivamente me gustan los personajes que rozan un poquito la maldad, chicos malos, tipos que afrontan las situaciones de una forma muy diferente al típico héroe bueno", asegura el actor.

Pareciera que continúan los éxitos de Aaron Paul, pues a poco tiempo de haber terminado una serie tan exitosa como “Breaking Bad”, da un salto a la pantalla grande y esta vez como protagonista.

“Me sorprendió la historia, me encantaron sus personajes y, cuando el director me dijo que no tenía intención de utilizar imágenes generadas por computadora, ni green screen me pareció muy valiente y excitante y acepté el proyecto", relata el actor.

En estos momentos es sumamente difícil conseguirse películas que no estén llenas de efectos digitales. ¡Qué interesante que se haya aventurado de esta manera! Es evidente que gracias a estos viejos sistemas, el actor ha tenido que prepararse muchísimo para poder sacar adelante su papel. "El director, Scott Waugh, quería que la audiencia percibiese que éramos personas reales conduciendo autos reales, así que todo se ha rodado con una cámara al estilo tradicional. Es decir, que me tocó practicar muchísimo. Hice un curso intensivo de conducción”, afirma Paul.

Estamos ansiosos por ver qué sigue en la carrera artística de este pícaro actor. ¿Seguirá rompiendo las normas?

¿Será que quiere dejar atrás el personaje de Jesse Pinkman? Haz click aquí