Hannibal

Guía culinaria del Dr. Lecter


Cada vez que vemos un capítulo de Hannibal y vemos sus elaborados platos llenos de arte y la estética que tanto lo define, es imposible pasar por alto que se está comiendo a una persona, y sobre todo, que comparte con invitados sus especialidades culinarias, lo que nos llena todavía más de asco. Aquí te presentamos algunos de los platillos más desagradables a lo largo de la serie y ¡buen provecho!

Pulmones por liebre

Conejo

Pierna de Gideon

Sopa de pollo negro

Gelatina de pescado

Publicidad